15 de septiembre de 2014

Las Casas Baratas ante el problema de la vivienda

Las Casas Baratas en la actualidad
En cuanto al asunto de la vivienda en Erandio a principios del s.XX, como hemos apuntado anteriormente, cabe señalar que había un problema importante de malas condiciones y hacinamiento para los obreros de los barrios fabriles del municipio. No había vivienda para todos, de hecho se estima que en 1920 faltarían unas 400 viviendas en Erandio. Será en la década de los 20 cuando se tome cierta consideración al respecto y se lleven a cabo ciertas actuaciones en materia de vivienda.

Tal vez, el primer hecho destacable por parte del Ayuntamiento en materia de vivienda sea la solicitud, el 22 de agosto de 1918, al Presidente de la Junta Viviendas Higiénicas, perteneciente a la Diputación de Bizkaia, sobre las iniciativas relacionadas con la construcción de hogares económicos, y en donde el consistorio se comprometía a pagar lo mismo que la Diputación para hacer vivienda. En Erandio había muy pocas habitaciones para el aumento demográfico que se venía produciendo desde treinta años atrás. Se creará al respecto, una comisión dirigida por el alcalde de entonces Roque Sasieta, y por los concejales Ercoreca, Motagoiticoa, Echevarrieta y Mezo, con el objeto de buscar el capital necesario para futuros pagos, del que se había hablado en la solicitud a la Diputación.

También en 1919 se constituirá la Junta Local de Reformas Sociales que durará hasta 1934, aunque quizás más importante por el asunto que nos ocupa en este artículo es la creación de una sociedad local de inquilino, "La Defensora", que estará relacionada con los problemas de vivienda y propondrá fomentar vivienda social y reducir el paro obrero. También llevaría a cabo iniciativas en cuanto a vivienda social, como la Cooperativa de Casas Baratas "La Esperanza", que se constituirá en junio de 1923, y que estará constituida en su mayor parte por socios que trabajaban en la Sociedad Española de Construcciones Navales.
Casas Baratas en 1926
Estas cooperativas de Casas Baratas que surgirán a lo largo de los margenes de la ría del Nervión se acogían a una ley del Estado que tenía como misión acabar con los problemas de vivienda y se ofrecía préstamos al 3%, con una prima de subvención inicial de hasta el 20%. Las casas baratas en cierto modo era un modo de transponer el ideal de casa burguesa adaptada a la clase obrera, pero no se solía tener en cuenta que los fines eran diferentes.

De este modo esta nueva sociedad cooperativa seleccionará una finca de unos 7.500 m2 que se comprará por 31.923,23 pesetas de la época. El arquitecto municipal de la época, el ya mencionado en otros artículos anteriores, Angel Líbano Peñenori, será el encargado del proyecto que lo presenta en 1923, aunque en 1925 será modificado (reduciendo de 40 a 37 casas). El terreno seleccionado, entre la Calle Tartanga y Kozkoetxe, no fue baladí, puesto que estaba situado en un alto alto alejado de las inundaciones habituales en Altzaga y filtraciones del agua de la ría, así como de la contaminación de las fábricas. También hay que tener en cuenta el precio del terreno que no era caro, de hecho estas nuevas casas se asientan en el extraradio de Altzaga, que ya era el núcleo principal del pueblo, de una manera mal integrada en el propio pueblo, con casi ninguna infraestructura alrededor y con un camino hasta el núcleo urbano sin asfaltar, como lo era por aquel entonces el camino de Tartanga.
Pero si era un terreno con ciertas ventajas también tenía una desventaja importante, y era el desmonte que había que llevara a cabo. De hecho, el uso de explosivos para el desmonte y las obras de allanamiento del terreno, hará que el presupuesto inicial se sobrepase.

Plano de la planta inferior y superior
Las aportaciones para que el proyecto viera a la luz, vinieron de varios lados. Primeramente los socios aportaron 68.756,55 pesetas y un total de 23.476 horas de trabajo, puesto que aprovechaban los días que tenían festivos para trabajar en la construcción, aunque no tuvieran preparación técnica para ello. La Diputación por su parte aportaría un crédito de 425.668,90 pesetas. El Estado también contribuyó con una aportación de 376.881,16 pesetas en forma de préstamo. El Ayuntamiento, que terminadas las obras tutelará las viviendas, colaboró llevando a cabo una exención de impuestos relacionados con la construcción y carruajes para el transporte de material y corriendo con los gastos del saneamiento y la conducción de aguas hasta el nuevo lugar. También se conseguirá un empréstito de 14.000 pesetas, de la Caja de Ahorros de Bizkaia, y arena para las obras, que donará la Junta de Obras del Puerto.

Con la construcción de las Casas Baratas surgirán también nuevas calles en el callejero erandiotarra, así surgirán los nombres de Calle Diputación y Calle Ayuntamiento, en gratitud por las aportaciones que habían hecho al proyecto, y las calles en homenaje a Joaquin Villela y Pablo Iglesias, puesto que la mayoría de obreros eran de ideas socialistas introducidas ya hacía años en Altzaga.

El alcalde Roque Sasieta el día del sorteo de las Casas Baratas
Con la culminación de las Casas Baratas se procederá en fiestas de San Agustín al sorteo de las mismas, el 29 de agosto de 1926, un día después de dar por finalizadas las obras, y se inaugurarán el 12 de septiembre de ese mismo año, empezando la ocupación el 1 de octubre y obteniendo el permiso de habitabilidad el 11 de noviembre.

En 1935 hay un intento de desarrollar otras casas baratas en Altzaga por la Cooperativa de Casas Baratas Pablo Iglesias, pero nunca se llevará a cabo, y es que al año siguiente comenzaba la Guerra Civil.

Las casas baratas se presentaron como un remedio para el pueblo, haciendo ver el ideal de vivienda obrera, pero en Erandio la inmensa mayoría de los obreros no pudieron acceder. Y es que las casas baratas fueron para ciertos obreros con buena posición que tenían un poder de ahorro, por lo que los obreros más modestos seguirán viviendo hacinados pagando alquileres, que muchas veces eran abusivos, o en algunas chabolas que se van a ir viendo poco a poco en nuestro pueblo.
El 14 de abril de 1992 a las Casas Baratas de Erandio se les concede la categoría de "protección ambiental" mediante las normas subsidiarias.


Bibliografía
DOMINGO HERNANDEZ, MARI MAR: "Las Casas Baratas en Bizkaia (1911 - 1936)", Bilbao Bizkaia Kutxa (Fundación BBK), Bilbao, 2008
PASCUAL, MARTA: "Historia de las Casas Baratas", Eco de Erandio, noviembre 2000, pág 17
PEREZ DE LA PEÑA OLEAGA, GORKA: "Erandioko Arkitektuaren Gida / Guía de Arquitectura de Erandio", Grupo Publicitario Cruzial, Mortera, 2011
URBINA, FIDEL M: "El problema de la habitación en el País Vasco", II Congreso de Estudios Vascos: Recopilación de dicho Congreso, celebrado en Pamplona del 18 de julio al 25 de julio de 1920, acerca de enseñanza y cuestiones económico-sociales, 1920, número 2, pág. 353 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada